martes, noviembre 16, 2004

¡Queda inaugurado este pantano!

En fin, no sé si servirá para algo, pero aquí estamos de nuevo, otro weblog. Siempre intento lo mismo: dar salida a mis ideas (sobre cualquier tema) escribiendo en weblogs. Primero, directamente en mi página web (HTML sin ningún tipo de gestión de contenidos), luego con mi propio weblog instalado mediante geeklog en mi propia máquina, y finalmente, en esta comunidad de weblogs. Pero crear un weblog no es el problema, eso es lo fácil... el problema es darle contenidos interesantes.

Y, la verdad, no sé si lo que tengo que ofrecer os puede ser interesante... desde la receta de la genuína paella valenciana hasta los peores chistes de mi repertorio, pasando por datos relativos a mis hobbies: El Sistema Operativo GNU/Linux, la programación, los videojuegos (con el Sinclair Spectrum a la cabeza) y el cine. Por intentarlo que no quede.

Saludos a todos :)

9 comentarios:

Miguel dijo...

Bueno, creo que el tema de los chistes lo puedes evitar, así nos ahorramos unos cuantos malos tragos los "posibles" lectores de tu blog.

ADVERTENCIA PARA LA SALUD PUBLICA: si este señor os propone ir a comer paella a un bar debajo de su casa, no la hagais NI DE COÑA, o vais a terminar con las reservas de almax de las farmacias.

compiler dijo...

No te preocupes Miguel, que ya he avisado a Sanidad para que vayan a cerrar el bar donde quedamos para comer aquel día. Pero ya sabes que a la próxima puede ser peor, porque cocino yo :)

saludos.

Scott dijo...

Nice beginning, Santi. I'm awaiting with bated breath your thoughts on the problems facing the youth of today ;).

One book that's recently been published in this genre is _The Rule of Four_, by Ian Caldwell and Dustin Thomason (_El enigma de los cuatro_ en España). It's had very good reviews, both in Europe and in the U.S., and looks to be a bit better than your average Name-Of-The-Rose knockoff. That might be a better choice for your next spiritual reading retreat than another Asensi book, which will probably be more of the same.

falvarez dijo...

Veo que Scott te recomienda la lectura de El Enigma Del Cuatro. Precisamente es el libro que acabo de leer, así que tengo bien fresco su recuerdo.

No es un libro que me haya apasionado. El argumento tan manido que relaciona un libro misterioso con unas muertes pretéritas, y la búsqueda de una explicación en la actualidad se queda en eso. No hay misterio, no hay intriga. El relato es demasiado lineal. Los autores intentan dar algo más de dinamismo intercalando vivencias pasadas de los protagonistas con el presente, pero a mi juicio la fórmula no funciona.

No es esa clase de historia en la que el lector puede ir haciéndose conjeturas acerca de los misterios que se presentan. De repente, la solución aparece y el libro se acaba. La forma de mezclar acontecimientos históricos y ficticios tampoco me resulta convincente.

Por descontado, en mi opinión no llega a la altura de los zapatos de El Nombre De La Rosa, o el más reciente El Ocho. Respecto a libros de secretismo, templarios, griales y demás hierbas, otro día con más tiempo puedo recomendar algunos títulos que me han llamado más la atención.

No es que trate de desanimar a la lectura del libro, todo lo contrario. Lo único que pretendo decir es que me ha parecido un libro normalito, sin grandes alardes. Como complemento a mi punto de vista, he de añadir que El Código DaVinci tampoco me pareció gran cosa y, en aquel caso, la impresión se transformó en decepción, ya que es un libro que ha causado mucho revuelo y que todos los días a 3 ó 4 personas en el metro leyéndolo.

Scott dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Scott dijo...

Thanks for the mini-review of El Enigma del Cuatro. Truthfully, it doesn't surprise me that the book fails to live up to its hype. So few do.

falvarez dijo...

Normalmente, cuando se crean demasiadas expectativas (hyphe es el término que parece estar de moda últimamente, al menos en el campo de los videojuegos) sobre algo (un libro, una película...), pocos son los casos en los que el producto final aguanta el tipo.

Incluso cuando leí El Ocho (gran relato), estuvo a punto de sucumbir ante la idea preconcebida que tenía de él.

Por el contrario, libros o películas que he leído o visto sin demasiado conocimiento previo son los que normalmente me han sorprendido de forma más grata.

falvarez dijo...

Perdón por el lapsus linguae. Quería decir hype.

Scott dijo...

A mi me pasa lo mismo. Mu mujer se niega discutir libros o peliculas antes leerlos o verlas, para no estropear de antemano su experiencia de ellos. Así que nunca se decepciona.

A ver si me ocurre algún libro que leí con malas expectivas, pero que me soprendío con lo bueno que era... cosa que no suele pasar.